Dentro de todos los tratamientos que existen en la actualidad, la oxigenación facial es un tratamiento especial que está recomendado a aquellas personas que tienen una piel opaca, sin brillo ni luminosidad debido a la pérdida de agua por deshidratación o pérdida de grasa por mal funcionamiento de las glándulas sebáceas. Aunque también cualquier persona que deseé mejorar estas características podrá disfrutar de este tratamiento.